934553639 / 656915028    info@hemisferi.cat     


QUÉ SON LAS AACC?


El equipo de HEMISFERI entendemos las AACC como un conjunto de características que interactuan entre sí. Es decir, las personas con AACC no son solo individuos con un CI elevado, sino que se trata de personas dotadas con un elevado potencial intelectual, creativo, y con unas determinadas características emocionales entre las cuales destaca su elevada sensibilidad.

Los niños y niñas con AACC muestran un gran interés por aprender, son curiosos hacia todo lo que les rodea, y a menudo preguntan hasta agotar a sus padres o maestros. Son autónomos y persistentes en los aprendizajes que captan su atención. Muestran interés por todo aquello que les supone un reto y, por contra, les aburre todo aquello que suponga una repetición.

A nivel intelectual acostumbran a desarrollar el lenguaje y las habilidades psicomotrices antes que los otros niños; las familias suelen explicar cómo empezaron a hablar de forma precoz, cómo utilizaban estructuras gramaticales complejas de forma correcta y como disponían de un vocabulario muy rico y preciso para expresarse. A nivel motor, también suelen empezar a caminar antes que los niños de sus edad y aquieren rapidamente diferentes metas evolutivas.

Aún y así, es muy importante remarcar que hay niños y niñas dotados de AACC que no muestran estos signos de precocidad. Se dan casos en los que lo que explican sus padres es, por ejemplo, que empezaron a hablar o caminar más tarde que los otros niños, pero que cuando empezaron lo hicieron perfectamente, de manera muy correcta.

A menudo muestran desde muy pequeños una gran memoria, tanto para hechos de su vida como para retener determinados conocimientos, disponen de un buen nivel de comprensión y su razonamiento lógico es notable. Esta capacidad para razonar hace que puedan tener buenas estrategias para sobrepasar sus límites y por lo tanto, es necesario que estos límites sean claros. Son imaginativos y creativos en sus producciones, y esta creatividad se puede poner de relieve en sus dibujos, en la invención de historias, resolviendo situaciones difíciles o conflictivas, en juegos de construcción, en la fabricación de inventos o haciendo experimentos... la creatividad va mucho más allá de la habilidad para dibujar.

Disponen de una gran capacidad de concentración en las cosas que les interesan y les suponen un reto; en contrapartida, cuando la tarea les supone repetición y no despierta su interés son muy poco persistententes. Normalmente, cuando descubren la lectura y todas las puertas que ésta les abre, les entusiasma leer y, a menudo, les gustan los libros temáticos y no tan novelescos. Suelen sentirse atraidos por temas como la muerte, la naturaleza, los animales, los experimentos, los mapas y laberintos, los idiomas y culturas muy diferentes respecto a la suya... entre muchas otras cosas!

Muestran un alto nivel de actividad, pueden ser muy inquietos a nivel motriz y dormir pocas horas. Son conscientes del peligro y esto hace que a menudo tengan actitudes cautelosas frente a stiauciones que suponen un riesgo.

A nivel emocional, destaca su elevada sensibilidad, suelen ser muy empáticos especialmente hacia el sufrimiento de los demás y toleran con dificultad las injusticias. Tienen un gran sentido de aquello que es justo e injusto. Desde muy pequeños les interesan las cuestiones morales y sociales. Suelen ser bastante perfeccionistas en aquello que conecta con sus puntos de interés y a menudo se muestran competitivos en el juego. Tienen mucha dificultad para asimilar las frustraciones y las equivocaciones y pueden sufrir miedo al fracaso, lo que hace, a veces, que no afronten desafíos que no tengan la certeza de poder resolver satisfactoriamente. A nivel social suelen mostrar tendencia a relacionarse con niños mayores o adultos.

Es importante tener siempre en cuenta que los niños dotados de AACC sufren desfases entre su nivel intelectual y otros aspectos de su personalidad. Las desincronías suponen un desarrollo desigual entre las diferentes areas de la persona y, estas desincronías estan en la base de comportamientos que a veces provocan perplejidad a los adultos que los rodean, ya que a veces pueden mostrar una gran madurez y, a la vez, reacciones extremadamente infantiles.

Están descritas diferentes desincronías pero, por nuestra experiencia, las más habituales son tres: desincronía interna, desincronía social y desincronía gráfica.

La desincronía interna es el desfase entre su elevado desarrollo intelectual que facilmente suele ser de uno o dos años mas de lo que correspondería a un niño de su edad cronológica y su desarrollo emocional que corresponde al de un niño de su edad. Este hecho hace que puedan entenderse desde la razón aspectos que no pueden digerir emocionalmente. Esta desincronía suele provocar bastante malestar tanto a ellos mismo como a su entorno.

La desincronía social es el desfase que experimentan respecto a sus iguales. Los niños con AACC suelen tener un vocabulario muy rico, se expresan correctamente desde muy pequeños y tienen intereses que a menudo se distacian bastante de los de sus compañeros. Esta desincronía hace que a veces les cueste relacionarse con los niños de su edad y queden aislados del grupo. Sin embargo, hay niños dotados de AACC que consiguen adaptarse al grupo y se encuentran bien integrados.

La desincronía gráfica se da porque, a menudo, su pensamiento funciona de una manera significativamente más rápida de lo que pueden, lo que provoca que a menudo su caligrafía sea mala.

Son muchos los mitos e ideas preestablecidas que a lo largo de los años hemos oido persistentemente en nuestro trabajo con profesores de las escuelas con las que colaboramos para atender a los niños con AACC. Tópicos que han hecho mucho daño a este colectivo y a sus familias y que a menudo han hecho que no se les atienda correctamente. En los ultimos años hemos ido construyendo un listado de los mitos que mas a menudo llegan a nuestro conocimiento. Ver listado de mitos.

Nuestra experiencia cotidiana nos muestra a diario que cuando no atendemos las necesidades de este colectivos de niós y adolescentes es cuando aparecen dificultades en diferentes ámbitos de su vida, provocando un elevado grado de sufrimiento tanto en ellos como en sus familias. Por tanto, las AACC no son sinónimo de niños con dificultades sinó que éstas aparecen cuando no se cuidan las necesidades que surgen a lo largo de los años. Principalmente, estas dificultades pueden aparecer en el contexto escolar, familiar, social o personal.

La insatisfacción escolar que sufren no es en si misma un trastorno del niño en su origen, sinó que que más bien está relacionado con un sistema educativo pobre que provoca la desmotivación hacia la escuela y de rebote un bajo rendimiento académico o un ritmo de trabajo lento. Paralelamente, tambien vemos como el hecho de que la escuela les sea poco estimulante hace que aparezcan determinados problemas de comportamiento dentro y fuera del aula.

La insatisfacción personal a menudo aparece cuando el significado que los padres o profesores dan a las AACC es negativo, y el niño o adolescente percibe que son estas AACC las que, lejos de reportarles ningún beneficio, son una fuente de problemas. La otra variable que hace que se sientan mal está relacionada con su baja tolerancia a las fristraciones que, unida a su perfeccionismo y autoexigencia, se conviente en una combinación que provoca bolqueos a nivel academico cuando no obtienen los resultados que desearían, angustia en momentos de evaluación, dificultades para afrontar situaciones en las que no se sienten seguros o rabietasen los más jovenes cuando se equivocan o pierden en un juego.

A nivel social la sensación de sentirse diferentes de los demás, asi como las desincronías sociales de las que ya hemos hablado, a menudo hacen que no encuentren interlocutores válidos y acaben por ser niños o adolescentes solitarios, hecho que realimente de manera negativa las posibilidades de disponer de unas buenas habilidades sociales y dificulta la sensación de pertenecer al grupo. Es necesario vigilar siempre que las expectativas que su entorno genera a veces sobre ellos, no dificulten su adaptación social, o que se conviertan en una meta que el niño no puede lograr.

A nivel familiar es necesario vigilar que las AACC no sean vividas o sentidas como una fuente de problemas, y paralelamente recomendamos no negarlas por miedo o desconocimiento porque entonces será imposible atenderlas como es necesario.

Un grupo de psicólogos especializados en la atencion a niños y jovenes con AACC hemos construido un protocolo de identificación de estos niños. Se puede consultar en la página web del Col∙legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya (COPC).

    Política de privacidad        Aviso legal